"La caja de los sueños "

Había una vez un niño llamado Lucas que tenía un problema muy peculiar. Todas las noches, al quedarse dormido, era arrastrado a un mundo de pesadillas. En ese lugar oscuro y aterrador, Lucas vivía situaciones espeluznantes que lo llenaban de miedo y no podía despertar.

Cada noche, el niño trataba de luchar contra sus pesadillas, pero siempre era vencido por el temor que lo envolvía. Se sentía atrapado en un sueño eterno, sin poder regresar a su realidad. Sus padres estaban muy preocupados y buscaban desesperadamente una solución.

Un día, llegó a la casa una anciana sabia que había escuchado sobre el problema de Lucas. Ella le dijo a los padres que conocía una antigua leyenda sobre un objeto mágico que podía estar causando las pesadillas. Según la leyenda, si el niño encontraba y destruía ese objeto en sus sueños, finalmente podría despertar y liberarse del sueño eterno.

Lucas, lleno de esperanza, decidió emprender la aventura en su mundo de pesadillas. Con el apoyo de la anciana sabia y sus padres, se adentró en ese oscuro y misterioso lugar. En su búsqueda, encontró criaturas tenebrosas y desafíos escalofriantes, pero su determinación era más fuerte que su miedo.

Después de mucho buscar, Lucas finalmente encontró un objeto que brillaba con una luz siniestra. Era una vieja caja de música. Recordaba que siempre había tenido miedo de las melodías que salían de ella en sus sueños. Entonces, decidido a romper el hechizo, abrió la caja y la música que surgió de ella se tornó más intensa.

Lucas cerró los ojos y, con todas sus fuerzas, golpeó la caja de música contra el suelo. En ese momento, el mundo de pesadillas se desvaneció, y Lucas despertó en su cama, rodeado por sus padres y la anciana sabia, quienes sonreían al verlo de vuelta en la realidad.

El niño se dio cuenta de que había logrado destruir el objeto que le causaba miedo en sus sueños, y eso lo había liberado del sueño eterno. Desde ese día, Lucas ya no volvió a tener pesadillas recurrentes. Había enfrentado sus miedos y demostrado su valentía.

La anciana sabia les explicó a Lucas y a sus padres que el objeto mágico de las pesadillas era en realidad un símbolo de sus temores más profundos. Al superarlo, Lucas había encontrado el poder dentro de sí mismo para enfrentar cualquier desafío.

Y así, Lucas aprendió que, aunque los sueños pueden ser aterradores, siempre hay una forma de superarlos. Nunca más se sintió atrapado en un sueño eterno y, en su lugar, descubrió la magia de enfrentar sus miedos y vivir en un mundo lleno de sueños felices y emocionantes.
 


Autor: Pomponio
Magíster